La Pirámide de Micerino

La Pirámide de Micerino (o de Menkaura) es la más modesta y la más pequeña de las tres famosas Pirámides de Giza.

También conocida como “La Pirámide Divina”, la identificarás fácilmente porque en uno de sus laterales presenta un agujero inmenso, el cual, probablemente, fue realizado por saqueadores en busca de posibles tesoros en su interior.

Su interior también es el más modesto de las tres, similar al de la Pirámide de Kefrén, con un pasillo descendente que llega hasta una cámara principal, en la cual, precisamente, se halló el sarcófago de basalto de Micerino; el cual fue enviado a Gran Bretaña, hundiéndose durante el trayecto el barco que lo transportaba frente a las costas de Cartagena.

Es la Pirámide más lejana de todo el complejo, la situada más al sur y la que, probablemente, visites en último lugar. Cuenta con tres “pirámides satélites” o “auxiliares”, una de las cuales se sospecha que estaba destinada a la esposa de Micerino, la Reina Khamer-Nethy II.

Actualmente esta Pirámide está cerrada al público, no siendo posible su acceso al interior por razón de las reformas que se están llevando a cabo para su conservación.